Sistemas de alarma para casa

En temporada de verano especialmente, los hogares vacíos son un blanco para los amigos de lo ajeno. Instalar alarmas en nuestras casas es uno de los métodos más elegidos existiendo diferentes tipos que se ajustan a las necesidades de cada uno. Con estas podremos combatir contra aquellos que quieren quitarnos la intimidad de nuestros hogares.

Pon barreras en tu hogar

En los últimos años hemos sido conscientes de avalanchas de robos en casas, tanto de personas famosas como de los que no lo son. Es por eso que este servicio es cada vez más solicitado aunque su efectividad no sea del 100%. Aún así, al menos estamos seguros de que poco después de producirse un robo, la policía acudirá si está conectada con una central de alertas.

El año pasado se presentaron alrededor de 40.000 denuncias por robo en España. Estos datos nos muestran que las precauciones básicas que siempre hemos utilizado como bajar las persianas o que alguien recoja nuestro correo ya no son suficientes.

Sistemas de alarma

En el mercado encontraremos diferentes tipos de alarmas debiendo elegir aquella que nos proporciones la seguridad que deseamos y que se ajuste a nuestra economía. Entre estas podemos elegir:

Sistema de radio: funciona a través de frecuencias de radio. Consta de una consola, un teclado para conectar y desconectar el sistema incluyendo un mando. Su funcionamiento mediante batería o alimentación de red las convierten en productos autónomos. Estas son las más vendidas ya que son fáciles de instalar.

Sistema de cableado: este sistema nos garantiza la vigilancia en toda la vivienda instalando cables por toda ella. El problema radica en la necesidad de levantar el suelo o las paredes para la colocación de los cables y su instalación y mantenimiento son más caros.

Sistema volumétrico de sensores: este sistema capta el movimiento dentro de un área determinada por medio de la longitud de onda. Consta de una unidad de control, una consola y un teclado. Lo más interesante de este sistema es que podemos estar en una zona de la casa y tener conectada la alarma en zonas vacías. El inconveniente es que salta con mayor facilidad que el resto de sistemas antirrobo.

Sistema de alarma simple: estas son las más conocidas, las que actúan mediante un sistema acústico, intentando que el intruso se vaya al oír el ruido. Además son la más baratas y las más fáciles de instalar pudiendo el propio usuario instalarla. Estas no están conectadas con centrales para que la policía acuda en caso de robo.

Sistemas basados en infrarrojos y sensores: estos sistemas protegen los accesos a la vivienda mediante barreras de infrarrojos instaladas en el exterior y sensores que detectan el contacto magnético de puertas y ventanas así como rotura de cristales. El interior de la vivienda está protegida mediante sensores de movimiento.

Desirée R.A.

También le interesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.